martes 28 de septiembre de 2021 - Edición Nº1406
Dar la palabra » Política » 12 abr 2021

Tarifa del agua: Llega el aumento de hasta el 200% en el peor momento económico y social (Por Guillermo Worman)

El gobernador Melella autorizó el tercer incremento en la tarifa del agua en los 15 meses que lleva de gestión. En 2020 se aplicó un 30%, sumado al 35% que se facturó en abril de 2021 y un 140% en entrará en vigencia luego de la audiencia pública.


Por:
Guillermo Worman

La gestión del gobernador Gustavo Melella autorizó un aumento de hasta el 200% en la tarifa de agua y saneamiento para las ciudades de Ushuaia y Tolhuín, acumulando los incrementos que aplicó desde enero de 2020 a la fecha.

 

Las diferencias se van a percibir en las próximas facturas según las zonas de la ciudad de Ushuaia, y la categoría comercial y económica de quienes están conectados al servicio de red. En Tolhuin, a diferencia de la capital provincial, el aumento será más homogéneo.

 

El gobierno presentará su tarifazo el viernes 16 próximo, en el pequeño salón de usos múltiples de la Dirección de Puertos de Ushuaia, cuando las actuales autoridades de la DPOSS exhiban el desagregado de costos que usarán para justificar el incremento del costo del agua.  La jornada no será transmitida en vivo, ni se podrá participar vía sistemas remotos, como podrían haber sido las plataformas zoom, meet o similares, ya que el Gobierno negó rotundamente esa posibilidad.

 

 

Sucede que la decisión política es que la actualización de costos de la DPOSS la paguen los usuarios del servicio en ambas ciudades, y no que el gobierno amortigüe los efectos de la crisis económica y social que está afectando a la población fueguina, inyectando recursos financieros hacia el interior del organismo sanitario para que el aumento sea sustancialmente menor.

 

 

El tarifazo resulta tan contradictorio, que en este momento está vigente la tercera moratoria para los usuarios que han acumulado deudas por las enormes dificultades que están atravesando amplios sectores de la población. La moratoria se justifica, paradójicamente, en las necesidades económicas que aquejan a los usuarios del servicio.

 

 

En contraste con otras provincias, Tierra del Fuego aplicará un aumento del 140% mientras que Santa Fé autorizó solo el 32%, Neuquén el 37%, San Juan el 45%  y Córdoba el 55,1%. AySA estudia aplicar un 10% por bimestre, de manera tal de aliviar la carga que recibirán los usuarios del servicio.

 

 

De esta forma, el notable aumento que aplicará la gestión del gobernador Melella traslada casi en forma directa el incremento de costos de operación de la DPOSS, con criterios que se utilizarían en una empresa privada y no en una organización estatal de servicios públicos.

 

Todo esto sucede en el momento donde la pobreza y el desempleo alcanzan los niveles más altos de la última década en Tierra del Fuego, cuando el Gobierno ha tenido que salir asistir al sector privado por el fallido Plan Progreso y los permanentes anuncios de incrementos de bolsones de comida para los sectores más golpeados por la crisis. En este contexto, el gobernador Melella aplica un tarifazo sin precedentes.

Un verdadero sin sentido económico y social.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN