miércoles 23 de septiembre de 2020 - Edición Nº1036
Dar la palabra » Política » 4 sep 2020

Agenda Malvinas

Malvinas: La apropiación del superávit (Por Daniel Guzmán)

El ilegítimo gobierno Ingles que usurpa las islas Malvinas, anunció un superávit anual de £13.6 millones, que transferirá al nuevo ejercicio presupuestario “para gastos e inversiones”. Son unos 18.6 millones de dólares, equivalentes a 1350 millones de pesos. Celebran descaradamente la floreciente bonanza en sectores como pesca y turismo.


Por:
Daniel Guzmán

Los funcionarios de Finanzas del gobierno colonial británico que usurpan nuestras Malvinas, difunden descaradamente comunicados donde se congratulan por el “esfuerzo extraordinario” en un “ejercicio excepcional” finalizado el pasado 30 de junio, que les permitió traspasar rubros por más de £13.6 millones al nuevo presupuesto 2020-2021.

 

Además, reconocen que se trata de £10 millones más que un año atrás (2019 a 2020) y admiten que cubrirán gastos relativos a medidas especiales tomadas por la pandemia de coronavirus, y por retrasos en cumplimientos con los vuelos del puente aéreo del Ministerio de Defensa británico.

 

Información difundida por el sitio web MercoPress, da cuenta que el traspaso de fondos producto del superávit es un hecho habitual cada año en las islas, “pues el presupuesto goza usualmente de un superávit”. Es más, admiten que el rubro de inversiones de capital es el más afectado, “no porque no haya fondos para cumplirlo, sino porque no se cuentan con los necesarios elementos suficientes para ejecutarlo, mano de obra, equipamientos, etc”. Bonanza con recurso ajeno.

 

 

La economía de las islas Malvinas que administran los usurpadores, arroja cada ejercicio cifras de pleno empleo y floreciente desarrollo en diferentes sectores, principalmente pesca, turismo, agricultura y comercio. Todas actividades y recursos que por soberanía corresponden a Argentina, y a Tierra del Fuego en particular.

 

 

“Como gobierno, continuamos siendo administradores cuidadosos de nuestras finanzas y operamos un proceso presupuestario sólido y creíble que sea abierto y transparente”, decía sobre fin de 2019 el autoproclamado “presidente ejecutivo del gobierno” de las islas Malvinas Barry Rowland, en su discurso ante la Asamblea Legislativa.

 

En aquella alocución, se ufanaba del cuasi pleno empleo en nuestro archipiélago, del 99%, y de la necesidad de “importar” mano de obra para tareas tales como la construcción.

 

Además, reconocía al sector pesquero como principal impulsor de la economía isleña y anunciaba su intención de renovar licencias de pesca a empresas “hasta 2046”. Descabellado.

 

*Daniel Guzmán es Director de Agenda Malvinas

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN