viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº1038
Dar la palabra » Política » 18 ago 2020

Un plan de impunidad llamado reforma (Por Héctor Stefani)

Muchas veces vemos cómo el Poder Judicial es manipulado para preservar los privilegios y los intereses de quienes nos gobiernan. Justamente hoy, en medio de una cuarentena, vemos cómo el Gobierno Nacional y el Gobierno Provincial de Tierra del Fuego buscan ampliar la Corte Suprema de Justicia y el máximo tribunal provincial, respectivamente


Por:
Héctor Stefani

Nuestro país, que amamos y que nos apasiona pero que también es dueño de muchas de nuestras frustraciones, se encuentra a centímetros de la terapia intensiva. Está subsumido en niveles de pobreza que superan ampliamente el 40% de la población; se han perdido más de un millón de puestos de trabajo en blanco; más del  42% de argentinos trabajaban en la informalidad y como si esto fuera poco, contamos con la segunda mayor presión impositiva sobre la producción en el mundo, con "tan solo" 165 impuestos.

Sin lugar a dudas la Argentina precisa mejoras, reformas profundas que solo la política puede resolver.

Entre estas mejoras, seguramente la mayoría de los argentinos estaremos de acuerdo en la necesidad de una profunda reforma del sistema judicial, pero esta reforma no es cuantitativa. La Argentina no necesita 379 nuevos cargos que significarán unos 3000 millones de pesos por año de gasto, según nuestros cálculos.

Nuestro país ya posee un déficit fiscal alto. 

La reforma judicial que necesitamos los argentinos debe ser cualitativa.

 

Necesitamos que los casos se resuelvan en tiempos más humanos.

Tristemente la mayoría de los juicios por recálculo de haberes jubilatorios se resuelven luego de  la muerte del demandante y lo mismo se repite en otros fueros.

 

Necesitamos más fiscales.

Con el nuevo Código Procesal Penal vamos camino a un sistema acusatorio donde necesitaremos más fiscales, ya que los jueces pasan a cumplir un rol de garantía del debido proceso. Este sistema, por ejemplo, ya fue implementado con éxito en Salta y Jujuy. 

Necesitamos menos avance de la política sobre la justicia.

Muchas veces vemos cómo el Poder Judicial es manipulado para preservar los privilegios y los intereses de quienes nos gobiernan. Justamente hoy, en medio de una cuarentena, vemos cómo el Gobierno Nacional y el Gobierno Provincial de Tierra del Fuego buscan ampliar la Corte Suprema de Justicia y el máximo tribunal provincial, respectivamente. 

La Argentina atraviesa una crisis tremenda.

Nos encontramos a la vuelta de un nuevo 2001 y vemos como cada día son más los que sufren el desempleo, la violencia y la inseguridad. Mientras, tanto Alberto Fernández como Gustavo Melella proponen una reforma que no resuelve ni los problemas de la justicia, ni los de los argentinos.

 

*Diputado nacional por Tierra del Fuego por el PRO

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN