martes 23 de octubre de 2018 - Edición Nº335
Dar la palabra » Política » 24 jul 2018

Debate sobre la industria fueguina

Se ensambla, se fabrica y se produce (Por Sofía Oviedo)

En Tierra del Fuego se realiza la actividad de producción de artículos, es decir, de su diseño, su fabricación y del control del personal, los materiales, los equipos, el capital y la información para el logro de esos objetivos. Entonces en la provincia se ensambla, se fabrica y se produce.


Otra vez la discusión “¿se ensambla o se fabrica en Tierra del Fuego?” llegó a los medios nacionales, sumando voces de trabajadores, profesionales, funcionarios y de la sociedad en general.

En esta ocasión,  surgió a partir de los comentarios de un cronista de TN (dedicado al clima) quien en tono jocoso y burlón habló del “llamado de atención” que recibió en la provincia cuando manifestó que aquí se ensamblaba en lugar de fabricarse productos electrónicos.

Evidentemente, lo hizo sin conocer los procesos productivos vinculados con la industria fueguina y sin saber sobre la capacidad instalada que tienen las fábricas locales.

Para colmo, el mismo periodista le faltó el respeto a la bandera provincial (y no de Ushuaia, como además se confundió) diciendo que “parece una marca de electrodomésticos". Se lo dijo a la misma bandera que flameó y que representa al territorio malvinense.

Lo cierto es que el debate no es nuevo. En otro contexto, fue el propio ministro de Industria, Ramiro Caballero, quien manifestó: "no hay que tenerle miedo a la palabra ensamble", ya que si ensamblar "implica llegar a un producto terminado luego de un proceso productivo, como los que realizamos en la provincia, que integra piezas en un proceso de fabricación, no tengo problemas con el término".

El jefe de la cartera industrial también consideró que "hay que conocer la industria fueguina y entender cuál es el nivel de capacidad instalada existente para los niveles de producción que tenemos. Incluso saber que la industria local, comparada con otras como la de Manaos, en Brasil (también promocionada) tiene las mismas características y no está tildada de la misma forma".

Pero vayamos a las definiciones de cada término, más allá de las características ya enunciadas por el ministro.

Ensamblar es “unir, acoplar dos o más piezas, especialmente de madera, haciendo encajar la parte saliente de una en la entrante de la otra”.

Fabricar es “producir objetos en serie, generalmente por medios mecánicos. Elaborar. Construir un edificio, un dique, un muro o cosa análoga”.

Podemos concluir, entonces, de acuerdo a estas referencias, que en Tierra del Fuego se “unen, acoplan o se producen objetos”, en este caso, electrodomésticos.

Ahora bien. La fabricación en la provincia también es un modo, o si se quiere, una etapa de la producción de un producto.

En Tierra del Fuego se realiza la actividad de producción de artículos, es decir, de su diseño, su fabricación y del control del personal, los materiales, los equipos, el capital y la información para el logro de esos objetivos. En este sentido, podemos decir que producir es transformar unos bienes o servicios (factores de producción) en otros bienes o servicios (productos). Y entonces en la provincia se ensambla, se fabrica y se produce.

Pero producir es también crear utilidad o aumentar la utilidad de los bienes para satisfacer las necesidades humanas. Por lo tanto podemos decir que la actividad productiva no se limita a la producción física. Estas actividades se denominan “actividades económicas productivas” y son aquellas que consiguen que el producto tenga un mayor valor.

El concepto de producción también se divide. En sentido genérico o amplio es la “actividad económica global que desarrolla un agente económico por la que se crea un valor susceptible de transacción”. Por otro lado, en sentido específico o estricto, es “la etapa concreta de la actividad económica de creación de valor que describe el proceso de transformación. Fabricación es una o varias etapas de la producción de un bien, de un producto”.

Fabio Seleme, secretario de extensión de la Universidad Tecnológica Nacional de Río Grande, sostiene que en Tierra del Fuego "se hace mucho más que ensamblar. En primer lugar porque se producen partes de los elementos. Por ejemplo, en Ushuaia, se hacen placas madre y gabinetes. Pero, además, cualquier proceso productivo requiere ingeniería, y precisa servicios. Y si tiene todo eso, entonces se está haciendo una sustitución de importaciones y un proceso productivo. ¿Parcial? Desde luego que sí, pero como en cualquier lugar del mundo".

Por su parte René Ceballos, director industrial del grupo New San -principal fabricante de electrónicos de la provincia- coincidió en que" la imagen de una fábrica donde entran materias primas básicas (como metal o arena) por un lado, y salen productos electrónicos listos para el consumo por el otro es -en mi visión- un mito urbano. No conozco ninguna planta que sea así", afirmó y dijo que en definitiva, "se trata de "contextualizar" la actividad y de entender que "la única forma de tener industria electrónica es mediante un esquema de sustitución de importaciones, con barreras arancelarias y, por supuesto, con promoción".

Frente a esta situación mediática nacional, hasta la mismísima gobernadora Rosana Bertone expresó "que se miente mucho respecto a la realidad de TDF" y dijo que hace tiempo que la "industria fueguina está siendo atacada de forma sistemática por medios, periodistas y referentes políticos de injerencia en la opinión pública".

"Atacar a la industria fueguina es atacar al sacrificio de los trabajadores. Los invito a visitar nuestra provincia, a recorrer las fábricas, a descubrir el nivel de tecnología e infraestructura y la capacidad de nuestros recursos humanos. Los que hablan de nosotros imaginan a los fueguinos como meros ensambladores de productos hechos en otros países", analizó la gobernadora.

Una última cita de Bertone sirve también para concluir esta reflexión. “Somos lo que hacemos y por eso tenemos que defender la industria. Sepan todos de la ley 19640 no es una dádiva. Es un derecho. Es justicia".

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN