lunes 24 de septiembre de 2018 - Edición Nº306
Dar la palabra » Política » 12 mar 2018

El recorte de horas en el IPES

Deseando que sea un malentendido (Por Marina Casanovas)

La obligación del IPES “Florentino Ameghino” de llevar adelante las tareas establecidas por la ley se cumplió hasta ahora. Pero, pese a las décadas transcurridas, todavía no ha sido cumplida la obligación del Ministerio de Educación de Tierra del Fuego de dictar las normas necesarias para reglamentar su funcionamiento. Éste es el obstáculo que se esgrime en la actualidad para seguir sosteniéndolas económicamente. Pero es un obstáculo del cual no puede hacerse responsable al IPES.


En 1991 el Ministerio de Educación de la Nación estableció el Programa de Transformación de la Formación Docente (PTFD) a través del cual pretendía mejorar la calidad de la educación brindada por los Institutos de Formación Docente públicos de gestión estatal de todo el país. Se trataba de una normativa que se debía cumplir. La misma establecía, entre varias cuestiones, la inclusión de las funciones de extensión y de investigación como complemento fundamental a las tareas de formación de grado que ya se venían desarrollando.

En el año 2006, la Ley de Educación Nacional N° 26.206 en su artículo 72 agregó a estas tres tareas otra más. En efecto este artículo dice: “La formación docente es parte constitutiva del nivel de Educación Superior y tiene como funciones, entre otras, la formación docente inicial, la formación docente continua, el apoyo pedagógico a las escuelas y la investigación educativa”. No es esto, por lo tanto, un invento trasnochado del IPES “Florentino Ameghino”; se trata de obligaciones que debe cumplir todo instituto de formación docente, y por las que debe dar cuentas a la sociedad que lo sostiene económicamente.

Paso a detallar cada una de esas cuatro funciones:

  • La formación docente inicial corresponde al dictado de las carreras de grado, que en la actualidad son en el IPES “Florentino Ameghino” 9 profesorados (inicial, primaria, especial, lengua y literatura, matemática, inglés, historia, geografía y biología)

  • La formación docente continua se lleva a cabo mediante numerosísimos cursos ofrecidos a docentes en ejercicio, alumnos y a personas de toda la comunidad de Ushuaia, que en el año 2017 superó los 1300 asistentes

  • El apoyo pedagógico a las escuelas se brinda a solicitud de las instituciones de nivel inicial, primario o secundario, buscando entre los profesores del IPES a aquellos que tienen el perfil más adecuado según sea el asesoramiento requerido

  • La investigación educativa se lleva adelante desde hace más de 20 años, produciendo conocimiento que se utiliza dentro de la propia institución para mejorar el servicio educativo brindado y generando publicaciones e informes de investigación que incluso fueron en muchos casos supervisados por el Instituto Nacional de Formación Docente (INFD) y otras prestigiosas casas de estudio.

La primera de estas cuatro funciones se lleva a cabo con lo que el actual gobierno denomina “horas frente a alumnos”. Las otras tres funciones se llevan a cabo con las denominadas “horas institucionales”. Estas últimas son las que el Ministerio de Educación de Tierra del Fuego trata como si fueran horas no trabajadas o supuestos privilegios, cuando, en realidad, no sólo son horas que se trabajan sino que son horas que permiten que las horas frente a alumnos resulten más efectivas.

Si se decidiera dejar de pagar esas horas, se perderían:

  • El ciclo introductorio, mediante el cual se ha logrado reducir la deserción de estudiantes en el primer año de las carreras

  • Los trayectos de práctica, eje vertebral de la formación docente de grado

  • El asesoramiento a instituciones escolares de todos los niveles

  • Las reuniones intermodulares, en las cuales los docentes de los diferentes profesorados acuerdan estrategias para promover mejores aprendizajes, discuten propuestas superadoras y reducen el desgranamiento

  • Las coordinaciones de cada carrera

  • El Proyecto de Aprendizaje Servicio que ofrece un acompañamiento a sectores desprotegidos de la sociedad

  • Los cursos y talleres de capacitación

  • La Certificación Docente de Profesionales y el Postítulo de Formación de Directivos

  • Los equipos de investigación

  • Las Jornadas Culturales y los proyectos artísticos abiertos a la comunidad

La obligación del IPES “Florentino Ameghino” de llevar adelante todas estas tareas establecidas por la ley se cumplió hasta ahora. Pero, pese a las décadas transcurridas, todavía no ha sido cumplida la obligación del Ministerio de Educación de Tierra del Fuego de dictar las normas necesarias para reglamentar su funcionamiento. Éste es el obstáculo que se esgrime en la actualidad para seguir sosteniéndolas económicamente. Pero es un obstáculo del cual no puede hacerse responsable al IPES, ya que las autoridades del mismo ya presentaron el año pasado toda la documentación necesaria para solucionar este inconveniente administrativo.

Si, por la aplicación del sistema SIGE (que no permite liquidar las horas que no tienen una resolución ministerial que las avale), no se pueden pagar esas horas, no sólo desaparecerían las actividades mencionadas, sino que decaería muchísimo la calidad educativa también en las carreras de grado. Resulta sorprendente que, al mismo tiempo que se pregona la necesidad de mejorar la calidad de la educación en general, se decida descuidar justamente el sector que mayor impacto puede tener en esa mejora: el de la formación docente.

El argumento esgrimido por un miembro del Gobierno de Tierra del Fuego que compara costos dividiendo el monto total de masa salarial por el número de estudiante de grado únicamente, desconociendo las demás tareas que se llevan a cabo en el IPES FA, es poco menos que infantil. Es obvio que si se hace el cálculo tomando el total de horas trabajadas en otras funciones como si fueran usadas solamente en clases de carreras de grado, el costo por alumno será altísimo. ¿Será que los responsables de difundir esta información desconocen cómo calcular los costos reales? ¿Será que desconocen las actividades que se desarrollan en una institución bajo su jurisdicción? ¿Será que consideran que las funciones establecidas por las leyes nacionales y refrendadas por la ley provincial de educación son en realidad despreciables? Esperemos que no sea más que un gran malentendido que se puede superar con la buena voluntad de las partes.

 

(*) Lic. en Ciencias de la Educación (UBA); egresada de la Certificación Docente de Profesionales (IPES FA); Profesora en el IPES FA desde 1996: durante este períodos se desempeñó en docencia (carreras de grado), cursos de capacitación, asesoramiento a medida a la Escuela 31 de Ushuaia, e investigadora por convenio entre IPES FA y el Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Educación (UBA).

 

FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA

Repositorio Institucional. Ministerio de Educación de la Nación. En: http://repositorio.educacion.gov.ar/dspace/handle/123456789/94570

Ley de Educación Nacional 26.206. En: http://www.me.gov.ar/doc_pdf/ley_de_educ_nac.pdf

Página oficial del IPES “Florentino Ameghino”. En: http://ipesfa-ushuaia.edu.ar/

Cabral, Armando: Sistema Integral de Gestión Educativa. Avanza el ordenamiento de las horas cátedra en el IPES de Ushuaia. La Licuadora TDF. 11/03/2018 En: http://www.lalicuadoratdf.com.ar/2018/03/sistema-integral-gestion-educativa-avanza-ordenamiento-las-horas-catedras-ipes-ushuaia/

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN