martes 27 de octubre de 2020 - Edición Nº1070
Dar la palabra » Política » 10 oct 2020

Lo que se viene

La Sala de Máquinas del poder fueguino (Por Guillermo Worman)

La ¨Sala de Máquinas¨ es la síntesis del funcionamiento del ejercicio del poder institucional. Es un concepto ideado por el jurista Roberto Gargarella luego de analizar decenas de modelos constitucionales en Latinoamérica. Es la expresión pura del poder concentrado que se encierra para seguir reproduciendo su funcionamiento. Puertas afuera, es posible hablar de nuevas expresiones y de ampliación de derechos. Aunque nunca entran dentro de la ¨Sala de máquinas¨.


Por:
Guillermo Worman

Sucede una y otra vez. Por donde se mire, el ejercicio del poder real se sigue imponiendo por encima de los nuevos derechos, y los posterga. Está dinámica opera sin sutilezas y establece la verdadera orientación de los gobiernos. De este modo, en la ¨Sala de Máquinas¨ que grafica Roberto Gargarella solo entran sus dueños, y en Tierra del Fuego no hay excepciones a esa regla.

 

 La negociación política para copar el Superior Tribunal de Justicia fueguino puso al desnudo la orientación del Gobierno de Gustavo Melella, que mostró hasta dónde está dispuesto a llegar para saldar sus deudas y cómo piensa operar de aquí en adelante: Su alianza a rajatabla con los hermanos Löffler y el ala más conservadora del Movimiento Popular Fueguino (MOPOF). Todo, en conformidad con la UCR-PRO-Cambiemos, con la instrumentación directa del Legislador Federico Sciurano y elenco.

 

 Como ante cualquier dilema en el ejercicio del poder, en los gobiernos hay que tomar decisiones y descartar las alternativas. Sin embargo, lo que frecuentemente sucede es la aplicación del ya citado ¨Teorema de Gargarella¨: Las viejas estructuras de poder chocan contra los nuevos derechos (y le ganan).

 

Es decir, el destacado abogado e investigador afirma que no se trata de un simple descuido, sino que es la expresión pura en donde ¨las viejas estructuras bloquean las nuevas propuestas o tornan difícil su implementación¨.

 

Veamos qué sucedió: Sin demasiado debate y en plena restricciones por la cuarentena, el pacto entre las autoridades del Superior Tribunal de Justicia, la Legislatura y el Poder Ejecutivo pusieron como prioridad máxima la ampliación del alto tribunal. Como ningún otro proyecto en 2020 ingresó, se trató en Comisión, se sancionó, promulgó y ya están abiertas las inscripciones para designar dos nuevos jueces antes de fin de año.

Esto implica, entre otras prioridades, que el presupuesto 2021 tendrá mayores recursos para salarios del Poder Judicial que para el Ministerio de Salud.

 

"Aprobamos evaluar con perspectiva de género", confirmaba en los últimos días uno de los siete hombres que conforman el Consejo de la Magistratura, donde la única mujer que integra el organismo ocupa el cargo de secretaria administrativa, función sin voz ni voto.

 

En el corto plazo, la decisión es postergar los nuevos derechos que recientemente consagró Tierra del Fuego en sus normas más avanzadas. No hay participación a la vista, ni paridad, tampoco el cumplimiento de los principios de la Ley Micaela en la provincia que tiene menor representación de mujeres juezas del país y donde existe la mayor incidencia de delitos sexuales contra mujeres por cantidad de habitantes.

 

¨Hay un problema obvio cuando se quiere desconcentrar el poder pidiéndole ayuda al poder concentrado. Hay un problema obvio cuando se quiere favorecer la participación popular esperando que esta sea puesta en marcha por aquel que va a ver socavado su poder de modo más directo, una vez que esa participación se convierta en efectiva¨, concluye Gargarella.

 

Está claro que va a suceder antes del 31 de diciembre. Parece difícil pensar que, aun con las instancias que quedan dentro del proceso del Consejo de la Magistratura, no se produzca una concentración inusitada en manos de una familia: la vicepresidencia de la Legislatura en manos de Damián ¨Loli¨ Löffler y, más tarde o temprano, la presidencia del Superior Tribunal de Justicia o del propio Consejo de la Magistratura en poder de su hermano Ernesto ¨Nene¨ Löffler. Justamente de esto se trata: Dos de los tres poderes del Estado en manos del mismo apellido.

 

 

Miremos, en comparación, a uno de nuestros países vecinos y recordemos que en el inicio de la Constitución de Uruguay está dicho que el país “jamás será el patrimonio de persona o de familia alguna”, para dimensionar lo que va a sucederse en los próximos meses.

 

Para el Gobierno de Gustavo Melella es el cumplimiento del pacto electoral que fundó en 2019 para ganar en las elecciones. "Funcionamos como un gobierno conservador a pesar de mostrarnos como progresistas. Decimos alinearnos con el kirchnerismo a nivel nacional pero le entregamos la Corte Provincial y la Legislatura al sector más reaccionario y conservador de Tierra del Fuego", confiesan cerca del gobernador.

El ¨Teorema de Gargarella¨ se cumple cuando el poder político concentrado se  entrelaza con el poder económico concentrado, o favorece su concentración. Y cuando se invoca la expansión de derechos ciudadanos, y en especial de los grupos con menor representación, como un lema vacío de contenido a la par que se impide el ingreso a la ¨sala de máquinas¨ en donde se toman las decisiones de peso.

 

Es el dilema histórico entre querer tener poder y ejercerlo. En la Isla sigue vigente este Teorema. El poder lo ejercen los que dicen desconcentrarlo y expandirlo, para tener contenta y entretenida a la población, mientras las decisiones se toman entre pequeños grupos y unas cuantas familias. Allí funciona la verdadera ¨sala de máquinas¨ fueguina, donde muy pocos entran a pesar de los discursos en favor de los derechos de las grandes mayorías. No es otra cosa que la banalidad democrática es su más perfecta ejecución.

 

*Roberto Gargarella es abogado y sociólogo, doctor en Derecho por la Universidad de Buenos Aires (uba) y la Universidad de Chicago. Tiene un posdoctorado por la Universidad de Oxford. Recibió las becas Fulbright y John Simon Guggenheim. Actualmente es investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet).

 

 

 

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN