martes 27 de octubre de 2020 - Edición Nº1070
Dar la palabra » Cultura » 7 oct 2020

¡Hasta siempre Quino! (Por Alejandro Rojo Vivot)

Es de esperar que cada vez más jóvenes aprecien estas páginas que bien pueden compartir otras formas de comunicación de ideas y sentimientos. Si en una vida de un ser humano promedio como mucho se tomara contacto con diez libros, sin duda, uno debe ser “Mundo Quino”.


Por:
Alejandro Rojo Vivot (1)

“Más dado que al llegar a este punto nos hallamos ante cuestiones que pueden llevarnos muy lejos, terminaremos ante todo nuestro examen de la ingenuidad. Esta sería, pues, una de las especies de lo cómico en tanto en cuanto su placer nace de la diferencia de gasto resultante de la comparación estimulada por nuestro deseo de comprender determinada manifestación de otra persona, y se aproximaría al chiste por la condición de que el gasto ahorrado en dicha comparación tiene que ser un gasto de coerción”. (2)

                                                                   Sigmund Freud (1856-1939)

 

El humor político ha cosechado numerosos y extraordinarios autores como el caso del argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón (Quino) (1932-2020); (3) su autor fue humilde, honrado, perspicaz, valiente, genial, etcétera, por eso algunos políticos, por lo bajo, le tenían poca estima aunque lo homenajearon únicamente en su fallecimiento aunque nada cambie. (4)

 

 

Su primer libro fue una excelente recopilación de trabajos publicados en diversos medios: el ineludible “Mundo Quino” (5) (1963) (6) con prólogo de Miguel Brascó (1926-2014), su generoso mentor inicial: “Uno podría suponer que se trata de un joven decisión-maker bilingüe y astuto. Pero en seguida se advierten en él los gestos de los grandes poseídos. Quino dibuja, como un poseso, apaciguado por el zen, con la cibernética creadora de un poeta. Dibuja pequeños y patéticos poemas sobre la especie humana, que son a la vez fugaces episodios de su propia biografía interior. Esto es casi un lugar común, así como también el que sus dibujos trasuntan un gran amor por las cosas de este mundo. Ahora viene que es un amor lleno de sutiles fobias, un afecto a virus, destinado en gran parte a crear anticuerpos.

 

 

La suma de estos atisbos candorosos y sibilinos de Quino, traza la cartografía de un mundo superpuesto al real como una óptica para mejor ver sus vericuetos”. (7)

Su primera publicación fue en el semanario político “Esto es” (1953-1957) en 1954, con una tirada de 100.000 ejemplares, (8) que se planteó ocuparse, desde su primer número en “el quehacer de los hombres que se mueven en la estremecida arena de la política”. (9)

 

 

En esta obra temprana desarrolla, quizá, la más difícil de las técnicas en las  culturas dominadas por las palabras: el humor silente; salvo algún título de pocas letras como “popularidad”, que en cuatro imágenes presenta con maestría una genial síntesis gráfica.

 

La guerra, en un cuadro excepcional por la brevedad de los trazos, donde predomina una paloma de la paz herida y, posiblemente, cuervos avanzando desde el horizonte, lo desolado de la imagen taciturna provoca risa, como el mejor humor negro con connotaciones políticas.

El militarismo está muy presente como en “Einsten”.

 

La pena de muerte fue incluida en varias oportunidades que, en algunas regiones, en el Siglo XXI sigue siendo una Política de Estado. Quizá esos chistes puedan contribuir al debate social y parlamentario en tal sentido.

 

 

La denigrante pobreza, constante en muchas de sus páginas a lo largo de décadas de creatividad, también está vivamente retratada: “Lincoln”.

Etcétera, etcétera…

 

“Mundo Quino” es un trabajo principal de Quino y parte fundamental del humor universal; desde luego que otro tanto es “Mafalda” (1964-1973), traducida a 27 idiomas, (10) pero esa es otra historia…

 

Ojalá que los adultos en general a ese primer y excelente libro de lo compartan con las nuevas generaciones y que los docentes innoven también empleando con excelente recurso didáctico.

 

Asimismo, es de esperar que cada vez más jóvenes aprecien estas páginas que bien pueden compartir otras formas de comunicación de ideas y sentimientos.

Si en una vida de un ser humano promedio como mucho se tomara

contacto con diez libros, sin duda, uno debe ser “Mundo Quino”.

 

NOTAS Y REFERENCIAS

(1) Ha publicado 29 libros, algunos con varias ediciones, como más de 1.300 artículos periodísticos en varios países y provincias de Argentina.

(2) Freud, Sigmund. Lo cómico y relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1136. Madrid, España. 1973.

(3) Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014.

(4) Argentina. Decreto N° 784/2020. No registramos, en vida del multipremiado Quino, equivalentes honores nacionales por parte de varios políticos que se

mantuvieron en silencio durante décadas en el poder, como sí lo hicieron otros al declararlo, por ejemplo, ciudadano ilustre, entregarle una Mención de Honor

por parte del Congreso de la Nación Argentina (2014).

(5) Quino. Mundo Quino. Editorial Jorge Álvarez. Buenos Aires, Argentina. Diciembre de 1967.

(6) En 2008 lo reeditó Lumen, con tapa dura. Buenos Aires, Argentina.

(7) Brascó, Miguel. Prólogo a la primera edición. Mundo Quino. Editorial Jorge Álvarez. Sin numeración de las páginas. Buenos Aires, Argentina. 1967.

(8) Durante el gobierno del General Juan Domingo Perón (Partido Justicialista y aliados) su director fue detenido en mayo de 1954 por “desacato a la policía”;

en diciembre de ese mismo año sufrió la clausura como otros medios periodísticos; en otros casos el control estatal del papel para la prensa le permitió desarrollar una política de disciplinamiento periodístico. La persecución política se prolongó durante la posterior dictadura.

(9) Armida, Marisa G. y Filiberti, Beatriz L. Una revista en la encrucijada: “esto es” en la caída del peronismo. Un vano intento de conciliación nacional. Universidad Nacional de Rosario. Rosario, Provincia de Santa Fe, Argentina.

(10) Samper Pizano, Daniel. Prólogo. Quino. Toda Mafalda. Ediciones de la Flor. Decimoséptima edición. Buenos Aires, Argentina. Mayo de 2005.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN