martes 27 de octubre de 2020 - Edición Nº1070
Dar la palabra » Política » 6 oct 2020

Copamiento del Poder Judicial

Favor con favor se paga (Por Guillermo Worman)

La más vieja forma de hacer política mudó de escenario al Consejo de la Magistratura. No se trata de la elección de jueces, sino de la politización del Superior Tribunal y la pérdida absoluta de su autonomía. Tierra del Fuego hacía un feudo administrado por un par de familias.


Por:
guillermo worman

¨Favor con favor se paga¨ es la frase que le da sentido a la política fueguina por estos días. No por nada, con más de 70 personas fallecidas en pocos meses en Río Grande y con el record de personas sin empleo, la prioridad es cumplir el pacto de sangre concebido entre la alianza FORJA-MOPOF para llegar al gobierno y coronar los tronos de la Corte de Justicia provincial.

El pacto se selló con la distribución de espacios de poder entre unos y otros. FORJA al gobierno, el MOPOF-Löffler al poder. Gustavo Melella asumió la gobernación provincial a la par que Mónica Urquiza la presidencia de la Legislatura y Damián Löffler su primera vicepresidencia. Pablo Villegas coronó sillón en el Consejo de la Magistratura pero el cetro principal quedó para definirse adentrada la gestión de la coalición que gobierna hasta finales de 2023.

 Los que conocen la dinámica electoral saben que este tipo de maniobras no pueden hacerse durante el 2021. En agosto se votan las PASO y en octubre se definirán las dos bancas a diputados que están en juego. Por esto mismo, la instrucción es cerrar todo lo pendiente antes de fin de año, y arrancar el próximo sin cuentas que saldar. ¨Cueste lo que cueste¨, se dicen entre ellos.

 

¨Asumo en diciembre y empiezo a llamar a uno por uno -va explicando el juez que en las próximas horas es candidato-¨. De ahí la explicación de forzar los tiempos para hacer los concursos en el Consejo de la Magistratura a las apuradas.

 

Finalmente el tablero quedaría con los forjistas resguardados en el Gobierno y la triología Urquiza-Löffler-Villegas con el poder de la Legislatura, varios de los entes autárquicos y una de las butacas del Superior Tribunal. De división de poderes, ni hablar que tanto le preocupaba a la oposición allá por 2015.

 

Hacia adentro de la UCR-PRO-Cambiemos tienen un problema no menor: Fuera de la provincia reclaman república al gobierno de Alberto Fernández y confrontan con Cristina, mientras que en la Isla son parte del conglomerado del poder. ¿A quién van a votar la porción del electorado que llevo al Senado a Pablo Blanco y a Federico Frigerio a la Cámara de Diputados? El Bloque de la U.C.R., con Federico Sciurano a la cabeza, adhiere a rajatabla a las políticas de Gustavo Melella y su postura es la contraria al del rol de un líder opositor. ¿Podrán así seducir a un electorado que busca una referencia para retener la banca del diputado Héctor ¨Tito¨Stefani?

 

 

En este octubre Gustavo Melella cumple dos años de imputación en una causa en donde se investiga la presunta corrupción en la obra pública en la ciudad de Río Grande y, también, el presunto abuso sexual coactivo, que se cerrará en cuanto todo este pacto se concrete. ¨Hoy por mi, mañana por ti¨, dice el refrán.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN