domingo 21 de julio de 2019 - Edición Nº606
Dar la palabra » Política » 10 jul 2019

Capacitación obligatoria en género

Debate y necesidad de la Ley Micaela (Por Lorena Uribe)

Ahora bien, que alguno de los legisladores que se oponen a la adhesión de la Ley Micaela, nos explique ¿cuál es la relación entre la capacitación de cada uno de los agentes y funcionarios de los tres poderes del estado, a fin de garantizar el respeto y la equidad por cada una de las personas, con la ideología de género?


El 1 de marzo, durante la apertura del año legislativo, el Gobierno provincial elevó a la Legislatura el proyecto de ley de adhesión a la Ley Nacional N° 27.499, denominada “Ley Micaela”, que establece la capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado.

21 días después, los parlamentarios de Tierra del Fuego emitieron una gacetilla en la cual indicaron que “analizaron adherir a la mencionada ley nacional, sancionada el 19 de diciembre de 2018, que dispone la capacitación obligatoria en género para los integrantes de los tres Poderes del Estado en todos sus niveles y jerarquías, considerándose falta grave la negativa a participar de la misma”.

Hasta ese momento, todo hacía predecir que en breve, finalmente, Tierra del Fuego iba a adherir a dicha normativa, teniendo en cuenta que desde el Gobierno provincial, se han tenido buenas intenciones en ese sentido, como así también, algunas buenas acciones en pos de erradicar la violencia de género, y la violencia en todos los órdenes.

Así las cosas, el 22 de mayo se llevaron adelante las  “II Jornadas Fueguinas de Niñez y Adolescencias”, y la Ley Micaela volvió a tomar relevancia, y de hecho fue el eje central de dicha capacitación, contando en ese momento, con la presencia de Andrea Lescano y Néstor “Yuyo” García, padres de Micaela.

En ese marco, los padres de la joven se presentaron en la Legislatura provincial, donde explicaron una vez más, cuál es la importancia de que cada provincia pueda adherir a la norma y contaron en diversos medios de comunicación, qué sucedió el día previo al femicidio de su hija, Micaela García: “el día previo al asesinato de Micaela hubo una denuncia del padre de una menor” contra el asesino de su hija, “pero el policía que lo atendió le dijo que la jefa no estaba en la ciudad y, en lugar de tomarle la denuncia, le pidió que volviera el lunes. Si hubiera actuado con perspectiva de género y como correspondía, el asesino de Micaela hubiese estado preso esa noche, porque estaba con libertad condicional, y no se hubiese encontrado en la madrugada con mi hija”.

Como contrapartida, el mismo día en que los padres de Micaela estuvieron en la Legislatura provincial, el legislador del Frente Para la Victoria, Ricardo Romano que además, es el único integrante del bloque oficialista que se opone a la aprobación de la norma girada por el Ejecutivo, reclamó que sean citadas a comisión a dar su postura las personas que están en contra de la “ideología de género” y afirmó que muchos empleados rechazan la capacitación obligatoria que es un adoctrinamiento”, sentenció Romano, y agregó: “Yo no quiero crear enfrentamientos con nadie”.

Lo cierto es que Romano no generó enfrentamientos, quizás, la postura del legislador casi pasó desapercibida para muchas y muchos, teniendo en cuenta que rara vez, se lo escuchó hacer declaraciones, o manifestarse en tal o cual sentido, pero en este punto, es importante aclararle no sólo al legislador Romano, sino también a sus pares Cristina Boyadjian por el Movimiento Popular Fueguino y a Ricardo Furlan, también del bloque oficialista, que aunque se opusieron, y no estuvieron presentes cuando los padres de Micaela participaron de una reunión en la Legislatura, cuál es la diferencia entre la mal llamada “ideología de género” y perspectiva de género”.

¿Qué es la perspectiva de género?

La palabra “perspectiva” hace referencia a una forma de comprender y representar algo con respecto al ojo de quien observa. Es decir, una “perspectiva” es una forma de mirar o de considerar cualquier fenómeno; o dicho de otro modo, es asumir un punto vista. Así pues, una “perspectiva de género” es el acto de aproximarse a una realidad, poniendo atención a la construcción de la categoría de “género” y sus relaciones de poder.

Para explicarlo mejor, imaginemos que utilizamos unos lentes (gafas) con aumento que, como es de esperarse, nos permiten mirar cosas que sin ellos no seríamos capaces de observar. Dado que vemos cosas distintas, pero que existen en el mundo de siempre, los lentes nos permiten entender este mundo de una manera también distinta.

Así mismo, nos permiten relacionamos con sus elementos de manera distinta e intervenir en ellos con múltiples posibilidades. En esta metáfora, y para el caso que nos ocupa, los lentes serían la perspectiva de género, y básicamente lo que hacen es amplificar nuestra visión para atender o resaltar cuestiones sobre el género, que a simple vista parecen inexistentes o insignificantes.

¿Qué es la ideología de género?

Para ser exactos, no existe aún  una definición concreta acerca de lo que refieren estos términos, tan acuñados en los dos últimos años, por personas que profesan distintas religiones y que se han opuesto sistemáticamente al dictado de Educación Sexual Integral en las escuelas, lo que está estipulado mediante la Ley 26.650, como así también, al tratamiento de la Ley de Interrupción Legal del Embarazo.

Lo cierto es que, palabras más o palabras menos, la ideología de género sería algo así como: “Nosotros no nos oponemos a la Educación Sexual Integral (ESI) porque sabemos que es un área de estudio fundamental  para el desarrollo de los niños y jóvenes. Nos oponemos a que esa enseñanza esté orientada a la promoción de la ideología de género que confunde y destruye la identidad de los alumnos”, refirieron distintas fuentes consultadas.

 

Ahora bien, que alguno de los legisladores que se oponen a la adhesión de la Ley Micaela, nos explique ¿cuál es la relación entre la capacitación de cada uno de los agentes y funcionarios de los tres poderes del estado, a fin de garantizar el respeto y la equidad por cada una de las personas, con la ideología de género?

Tal como dijo, Néstor “Yuyo” García, la Ley Micaela ayudaría a que todos los integrantes del Estado estén capacitados, y tengan conocimiento respecto de las problemáticas que atraviesan, sobre todo, las mujeres, niñas y adolescentes, y así, poder dar intervención a cada área que corresponda, ante la presencia de un caso particular.

De esta manera, estaríamos reforzando el trabajo de prevención que vienen realizando cada una de las organizaciones feministas y no feministas que luchan a diario para erradicar la violencia.

De esta manera, y adhiriendo a la Ley Micaela, en Tierra del Fuego, se estaría dando un paso más hacia el respeto y equidad que todas las personas merecemos, pero quizá, y si no existe decisión política, Tierra del Fuego siga siendo ese lugar, donde no solo no se adhiere a una Ley que es fundamental para las mujeres, niñas y adolescentes que habitamos esta tierra, sino que Tierra del Fuego se transforme en esa tierra donde, pese a vivir en un estado laico, sigan primando las ideas y traumas de los gobernantes, por encima de los derechos de un pueblo.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN