martes 17 de julio de 2018 - Edición Nº237
Dar la palabra » Cultura » 4 abr 2018

Exceso de peso e indumentaria

Bitácora gorda: la ropa deportiva (por María Fernanda Rossi)

No creo que hayamos hecho algo tan terriblemente malo como para haber merecido en esta vida usar ropa deportiva, porque, convengamos, si hay una prenda que no nos queda bien a las personas excedidas de peso, son las prendas que fueron inventadas para hacer actividad física.


No creo que hayamos hecho algo tan terriblemente malo como para haber merecido en esta vida usar ropa deportiva, porque, convengamos, si hay una prenda que no nos queda bien a las personas excedidas de peso, son las prendas que fueron inventadas para hacer actividad física.

Está claro que las marcas de indumentaria deportiva quieren que sus productos sean asociados a cuerpos esbeltos y atléticos, pero vamos, un poco de onda, ¿qué les cuesta?

Me ha pasado mil veces tentarme con ciertas prendas que no me hagan parecer un monigote destartalado a la hora de querer mover un poco las partes. En la foto, con la modelo, son prendas casi de pasarela pero ¿intentaron ponerse algo así?

La última vez que me puse una calza deportiva creí que era un embutido que había salido mal atado de la fábrica, mamita ¡qué espanto! Nunca había quedado tan en evidencia que mi cuerpo tiene forma de pochoclo.

La alternativa son los joggins y las remeras. Pantalones gigantes que hacen que tu culo se vea a siete manzanas y remeras cuadradas que parecen un disfraz de heladera. Qué castigo.

Y aunque parezca un chiste y una se lo tome con cierta gracia, no es un tema menor. Bastantes rollos (je) tenemos con nuestro cuerpo como para salir a sacudirlo sintiendo que estamos vestidas por el enemigo.

El miedo al ridículo se maximiza si te sentís un matambre incómodo (de las miradas que recibimos mejor ni hablar). Y prometo solemnemente escribir un capítulo entero sobre los corpiños deportivos.

Yo no doy recomendaciones nutricionales por una simple razón: no soy nutricionista. Tengo acabada experiencia, claro, pero ser gorda no es el posgrado, lo que quieran saber pregúntenselo siempre a alguien profesional ¡huyan de la tentación de internet y de las fórmulas mágicas! Lo único que bajarán es su capacidad adquisitiva.

Nunca digo que no coman algo rico o se saquen las ganas de tomarse un heladito o una cerveza si quieren, simplemente sugiero que no bajemos por el ascensor si podemos hacerlo por la escalera.

Si lo tienen, intenten seguir su plan de alimentación, fundamental tomar agua (descubrí América, lo sé), aprovechen cada estación para consumir fruta entera (hidrata, da saciedad), y -como diría la benemérita Lila de Lázzari- camine, señora, camine.

En Tierra del Fuego somos presos del auto. No te hacemos dos cuadras al mercado caminando ni que nuestra vida dependiera de ello. Si no hay lugar para estacionar en la puerta del comercio al que vamos preferimos perder 45 minutos dando vueltas hasta que se libere un espacio, a estacionar a 300 metros.

Hay que calzarse las zapatillas y salir a caminar. Según el registro de la app hoy caminé casi 11 kilómetros. Para mí que solo camino hasta el auto y del auto a la vereda, fue un gran ejercicio. Además aproveché para recorrer, conocer, explorar un poco.

Ponete protector solar, una gorra, llevate tu botella de agua y salí (sí, si vivís en un lugar en el que no hace calor, lo del protector solar y el agua también corre).

Les aseguro que en cada ciudad hay muchas cosas que no conocemos y salir a caminar es una gran excusa para pasear, un muy buen ejercicio y una excelente forma de descubrir los secretos del lugar en el que residís.

Hoy me voy a caminar a la playa. Ya tengo lista el agua y voy pensando en alguna colación liviana. Abrigo, música y la calza vieja. Ya lograremos que alguna marca de ropa deportiva se apiade de los que queremos lucir como modelos y nos de una mano con el temita de los estampados.

La exposición no suele ser nuestro fuerte, ayuden con la pinta, si nos sentimos divinas (bueno, si nos ayudan con el temita de la autoestima sin obligarnos a disfrazarnos de carpa de circo) es más probable que salgamos a movernos.

 

facebook.com/bitacoragorda

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

OPINIÓN